Pasar al contenido principal

Osteoartritis y artrosis: aprende a identificar los síntomas en tu perro

Back to overview

Usted está aquí

La osteoartritis o artrosis suele ser una afección genética y gradual en los perros, por lo que suelen desarrollar mecanismos para adaptarse a la situación, lo que puede dificultar la detección si la padecen.

¿Cuándo se desarrolla la artrosis en los perros?

La artrosis en los perros puede ser de origen primario, es decir, sin causa subyacente conocida; o secundario, debido a enfermedades articulares como la displasia de codo y cadera, la luxación rotuliana, la osteocondrosis, la rotura del ligamento cruzado o las fracturas articulares. Aunque las razas caninas medianas y grandes son especialmente vulnerables, las razas más pequeñas también pueden verse afectadas.

En la articulación artrósica, el cartílago puede desgastarse hasta tal punto que el hueso subyacente queda expuesto, lo que suele provocar dolor. El cuerpo lo compensa construyendo más hueso alrededor de la articulación para reducir la movilidad y, por tanto, el dolor.

La modificación muscular y la sobrecarga de otras articulaciones pueden ser el resultado del desequilibrio de las cargas provocado por una articulación afectada. Esto suele provocar también dolor en la musculatura.

¿Cuáles son los principales síntomas?

Los síntomas de la artrosis en los perros pueden variar. Las radiografías de las articulaciones de la cadera y el codo en perros jóvenes a veces muestran osteoartritis en perros que no muestran ningún signo de problemas articulares. Algunos perros afectados por la artrosis pueden vivir sin problemas durante muchos años.

Los síntomas más comunes son la cojera y la rigidez en diversos grados, que se observan cuando el perro abandona la posición de reposo. La cojera y la rigidez suelen remitir cuando los músculos se calientan. La cojera suele agravarse tras el ejercicio, el juego o el esfuerzo de alta intensidad. Además, el nivel de cojera y rigidez puede variar según la temporada.

Debido a estos síntomas, los perros con artrosis a menudo no quieren o no pueden realizar ciertos movimientos o esfuerzos, como ponerse de pie, saltar, subir escaleras, cazar u otras tareas prácticas.

En las primeras fases de la artrosis, es habitual que el perro cojee de vez en cuando. Más adelante, el dolor puede volverse más continuo, incluso en reposo.

Otros posibles síntomas:

- Reticencia a jugar y a salir de paseo.

- Dolor al palpar

- Cambios de comportamiento

- Lamer las articulaciones afectadas

- Fatiga

- Aumento de la inquietud

¿Cuándo debes visitar a tu veterinario?

Debes acudir a tu veterinario si tienes la más mínima sospecha para que te haga una evaluación detallada y un tratamiento adecuado si es necesario.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

La artrosis se caracteriza por la artralgia (dolor articular), la limitación de la movilidad articular, el entumecimiento de las articulaciones y diversos grados de inflamación y cojera.

Tras el examen clínico, puede realizarse un examen radiográfico para investigar la enfermedad y su posible evolución en la medida de lo posible. Algunas articulaciones están más expuestas que otras. Las articulaciones más afectadas son las del codo, la cadera y la rodilla.

Tratamiento médico

Una parte importante del tratamiento de la artrosis es reducir la inflamación. Con la medicación adecuada, a menudo es posible reducir las molestias y mejorar la calidad de vida del animal.

Qué puedes hacer para ayudar

EJERCICIO

El perro tiene que hacer ejercicio para reducir los síntomas y ralentizar la progresión. Los paseos cortos y frecuentes suelen ser mejores que los largos y menos frecuentes. El animal debe hacer la misma cantidad de ejercicio todos los días de la semana en una rutina constante durante todo el año. También se recomienda que se camine sobre superficies blandas.

Antes de realizar ejercicios o actividades más exigentes, es importante calentar para reducir el riesgo de lesiones. Es aconsejable que los perros con artrosis caminen con frecuencia, pero lo más importante es aumentar gradualmente la intensidad del entrenamiento. Comienza con paseos cortos y aumenta el nivel de ejercicio y la distancia a medida que la rigidez disminuye y los músculos se fortalecen.

En el caso de la artrosis, deben evitarse los juegos incontrolados con otros perros, el adiestramiento en superficies duras, el ejercicio en bicicleta y otras actividades bruscas como el lanzamiento de una pelota.

Los perros con artrosis suelen tener miedo a resbalarse. Si lo hacen, su estado puede empeorar drásticamente. En invierno, intenta evitar pasear a tu perro por zonas resbaladizas con acumulación de hielo.

SUPLEMENTOS NUTRICIONALES Y DIETÉTICOS

Existen suplementos dietéticos que contienen tanto glucosamina como condroitina sulfato, que son importantes para la regeneración del cartílago y se encuentran de forma natural en el organismo.

Prepárate con Flexadin, un alimento complementario para perros y gatos, que no sólo cuida sus articulaciones sino también su flexibilidad, ayudando a prevenir futuras lesiones. Consulta a tu veterinario si tienes cualquier duda.

SOBREPESO

El aumento de la tensión mecánica debido al exceso de peso puede acelerar la destrucción del cartílago articular en los casos de artrosis. Un estudio en perros demostró que la pérdida de peso reduce el dolor y la necesidad de medicación en perros con osteoartritis.

Para los perros con sobrepeso existen alimentos especiales con menor contenido en grasa y más fibra que favorecen una pérdida de peso más rápida y fácil. El potencial de pérdida de peso aumenta considerablemente si el peso del animal se controla regularmente con la ayuda de un asesor dietético en un hospital o clínica veterinaria.

ADAPTACIÓN DE LA CASA

Para aliviar el dolor de las articulaciones, es aconsejable que el animal se tumbe en una cama blanda. Las alfombras también evitan que el perro resbale. Éstas son sólo algunas medidas que puedes tomar para que tu perro esté más cómodo y sin dolor. Más información, aquí.

MASAJES

El masaje es un tratamiento relajante de los tejidos blandos que suele mejorar la circulación de los músculos. Puede eliminar la tensión de los músculos y suele activar el mecanismo interno de alivio del dolor del cuerpo. También aporta elasticidad a los músculos y tendones y puede tener un efecto relajante sobre el sistema nervioso autónomo, lo que se traduce en una disminución del nivel de estrés y nerviosismo del perro.

ESTIRAMIENTOS

Los estiramientos pueden facilitar la recuperación de los músculos tensos, ya que suelen eliminar las contracturas musculares, lo que suele favorecer una mayor amplitud de movimiento y el alivio del dolor. Los músculos deben calentarse antes de los estiramientos, por ejemplo con un paseo previo.

ENTRENAMIENTO ACUÁTICO

El entrenamiento acuático proporciona un ejercicio muscular y cardiovascular muy eficaz con una tensión mínima en las articulaciones, por lo que es adecuado para los perros con artrosis. En las enfermedades crónicas, el entrenamiento acuático puede ayudar al perro a descubrir que se atreve a utilizar la parte del cuerpo afectada. Además, esta forma de ejercicio suele fomentar la fuerza muscular y la forma física en general.

Esta práctica en el agua puede realizarse con la ayuda de una cinta de correr sumergida, subiendo y bajando el nivel del agua según sea necesario. La marcha acuática es muy eficaz para fortalecer toda la musculatura longitudinal y esquelética de la espalda y estimular el aparato locomotor en su conjunto.

En el caso de la artrosis, puede ser preferible nadar en una piscina, ya que el animal puede necesitar nadar regularmente durante toda su vida. La natación también es adecuada para los perros con sobrepeso, ya que las articulaciones se someten a un estrés mínimo y suele acelerar la pérdida de peso del perro.

Además, el animal percibe este entrenamiento como algo divertido.

Para más consejos sobre las articulaciones, te recomendamos que leas nuestros artículos en www.myhappypet.es y consultes nuestra web www.vetoquinol.es 

Consejos y trucos

  • Las visitas regulares al veterinario son un aspecto fundamental en el cuidado de la salud de nuestro perro. A través de este artículo, te proporcionaremos una guía esencial sobre la frecuencia con la que deberías llevar a tu perro al veterinario, destacando los beneficios de estas visitas para asegurar el bienestar de tu fiel compañero.

  • Es un error común pensar que los perros solo necesitan salir a pasear para hacer sus necesidades y que, si disponemos de un jardín, ya están cubiertas todas. Sin embargo, esta visión limitada olvida aspectos cruciales del bienestar animal que solo se satisfacen fuera de los confines de nuestro hogar, por muy espacioso que sea nuestro jardín.

  • La inclusión de una mascota en el núcleo familiar es una decisión que va más allá de sumar un miembro más al hogar; es abrir la puerta a una experiencia enriquecedora y transformadora, especialmente para los más pequeños. Las mascotas no solo ofrecen compañía, sino que también se convierten en herramientas clave en el desarrollo socioemocional y cognitivo de los niños.

  • Recibir un nuevo animal en tu hogar es algo para lo que necesitas prepararte con antelación, ¡especialmente si es tu primera vez! Así que vamos a ver los mejores consejos para asegurar que tu gatito reciba la mejor bienvenida posible.

Cómo detectar los síntomas de la artrosis o la artritis

Productos

  • Los perros y los gatos pueden tener problemas en sus articulaciones. Flexadin Plus es una fórmula completa que contribuye a su salud articular y a su flexibilidad.

  • Suplemento nutricional con beneficios relajantes para perros y gatos

  • Esta innovadora fórmula, científicamente demostrada por distintos estudios clínicos, contribuye a la salud de las articulaciones y a la flexibilidad de los gatos.

  • Esta innovadora fórmula, científicamente demostrada por distintos estudios clínicos, contribuye a la salud de las articulaciones y a la flexibilidad de los perros.

To know more ESP

Test