Pasar al contenido principal

¿Cómo afecta la ola de frío en el comportamiento de tu mascota?

Back to overview

Usted está aquí

 

A pesar de que las mascotas están protegidas por su propia piel, son vulnerables a una ola de frío.

La mayoría de los perros pueden tolerar temperaturas más frías, pero necesitan un poco más de atención y cuidado adicional durante las épocas frías del año. Fundamentalmente para evitar que se sientan incómodos o que sufran hipotermia.

CONSEJOS PARA QUE LOS PERROS NO SUFRAN CON LA OLA DE FRÍO

Cuando los perros tienen frío se estremecen y buscan calor al igual que cualquiera. Estos son 6 consejos que puedes seguir para evitar que los perros sufran en una ola de frío:

1. MANTENLOS CALIENTES Y SECOS

Incluso si tu perro pasa la mayor parte de su tiempo al aire libre durante los meses más cálidos, intenta que pase más tiempo en casa durante el invierno. Las razas como los perros esquimales, los pastores alemanes y los San Bernardo se habitúan más fácilmente a las bajas temperaturas. Pero los perros con pelo más delgado como los chihuahuas o los galgos sufren más con la ola de frío.

Por eso, después del paseo o correr en la nieve, el pelaje de tu perro seguramente estará mojado. Así que deberías secarlo con una toalla o secador de pelo.

Durante una ola de frío también debes prestar atención a los peligros potenciales en sus caminatas, como placas de hielo y nieve. Ya que el suelo puede estar resbaladizo o congelado. Es una de las maneras de evitar los accidentes.

2.- ABRIGO SECO

Puedes pensar que taparle con una manta o toalla es la mejor opción para mantener a tu perro caliente, pero en realidad puede tener el efecto contrario. Si la manta de tu perro se moja, se puede congelar.

3.- CUIDADO CON EL ANTICONGELANTE Y SAL DE ROCA

El anticongelante y la sal de roca te puede ayudar a caminar por el hielo y la nieve, pero también contienen sustancias químicas que pueden ser tóxicas para los perros.

El anticongelante les huele bien y sabe dulce. Pero es increíblemente venenoso. Incluso una pequeña cantidad puede ser letal en un corto período de tiempo. Si sospechas que tu perro ha ingerido anticongelante, es importante llevarlo al veterinario de inmediato.

Por otra parte, la sal de roca puede atascarse entre los dedos de los pies de tu perro y romper sus patas. Limpia bien a tu perro después de los paseos durante una ola de frío prestando especial atención a sus pies y vientre.

4.- DÁLE COMIDA Y AGUA

Las mascotas son tan propensas a deshidratarse en el invierno como en el verano. Así que asegúrate de proporcionarles mucha agua fresca. La nieve no es un sustituto para el agua.

Tu perro puede gastar más energía en el invierno para mantenerse caliente o menos energía si no está activo y está dentro de tu casa. Por eso debes adaptar su dieta a la ola de frío.

5.- PULGAS Y GARRAPATAS

Las pulgas y las garrapatas son capaces de sobrevivir al clima frío. Pueden buscar áreas más cálidas en tu casa o refugiarse en los cuerpos cálidos de los animales.

Todo esto significa que existe el mismo peligro durante la ola de frío. Es recomendable la prevención durante todo el año.

6.- ATENCIÓN A LOS PERROS MAYORES

Los perros con enfermedades relacionadas con la edad como la artritis o la diabetes pueden ser más vulnerables a los efectos de la ola de frío. Sus articulaciones, ya doloridas se pueden irritar.

Así que es conveniente que durante la ola de frío le saques a pasear menos tiempo del habitual. Y si ves que tu perro siente frío debes llevarle rápidamente de vuelta a casa.

 

Consejos y trucos

Ola de frío

Productos