Pasar al contenido principal

¿Sabes que necesitas para viajar en avión con un gato?

Back to overview

Usted está aquí

 

Para que viajar con gatos sea un éxito, todo comienza mucho antes del día del viaje. Requiere planificación y preparación para que la experiencia sea lo más placentera posible para ti y para tu gato.

Las mascotas pueden ser temperamentales e impredecibles, más aún cuando se encuentran en una situación que les hace sentir miedo. Esto es especialmente cierto para los gatos, a los que generalmente no les gusta estar en un vehículo grande y en movimiento fuera de su zona de confort. A veces, sin embargo, no tienes más remedio que llevarlos contigo.

Incluso si tu gato es normalmente dócil, agradable y relajado, llevarlo a un aeropuerto lleno de personas que no conocen, olores extraños y ruidos fuertes puede ser muy complicado.

CONSEJOS PARA VIAJAR CON GATOS EN AVIÓN

Si es la primera vez que vas a viajar con gatos en avión, sigue estos consejos y todo irá bien.

Haz tu tarea con las compañías aéreas

  • Confirma que tu gato puede viajar en la cabina del avión contigo, debajo del asiento frente a ti. Evita transportar a tu gato en la bodega de carga/equipaje a toda costa.
  • Identifica las dimensiones precisas debajo del asiento de la compañía aérea ya que esto determinará el tamaño de tu transportín.
  • Determina qué papeleo debes tener para el viaje, incluidos los registros de vacunación y un certificado de salud para viajar.

Intenta acostumbrar a tu gato al transportín antes de viajar

  • Considera un transportín de viaje blando, ya que es más "indulgente" para ajustarse debajo del espacio del asiento de la compañía aérea.
  • Ten el transportín abierto y disponible en todo momento en casa.
  • Enséñale a tu gato que el transportín es un excelente lugar para pasar el rato todos los días; alimentar a tu gato aquí puede crear una asociación positiva.
  • Practica la entrada y salida del transportín para que sea un proceso tan rutinario como sea posible; esto será importante durante el control de seguridad.

Programa una visita con tu veterinario cerca de la fecha de viaje.

La mayoría de las compañías aéreas requieren un certificado de salud válido para el viaje. Y que éste esté realizado por tu veterinario para poder viajar con gatos.

Asegúrate de que todas las vacunas pertinentes están actualizadas, y planifica tener a mano el certificado de vacunación contra la rabia de tu gato cuando viajes.

¿QUÉ MÁS AYUDARÁ A TU GATO A ESTAR CÓMODO EN EL VIAJE?

Para que viajar con gatos resulte más cómodo aún, no le des de desayunar el día del viaje. Viajar con el estómago vacío minimiza el riesgo de náuseas y vómitos.

Además, cubre el transportín con una "almohadilla de baño para cachorros" absorbente en caso de que tu gato necesite orinar o defecar durante el viaje.

Lleva almohadillas adicionales, así como un par de bolsas de alimentos con cierre hermético. También algunas toallas de papel y unos pocos guantes de examen de látex para la limpieza y contención necesarias de un desastre.

Lleva algo de la comida de tu gato contigo. Y no olvides los medicamentos que toma, en caso de que tome alguno, claro.

Así, con un poco de planificación anticipada, atención a los detalles y consultas con tu veterinario, viajar con gatos puede ser tan "suave como la seda".

 

Consejos y trucos

Viajar con gatos

Productos