Pasar al contenido principal

¿Qué ejercicio físico puedo hacer con mi perro?

Back to overview

Usted está aquí

Tu perro puede ser tu mayor motivación para convertir el ejercicio en un hábito, ya que los perros necesitan hacer ejercicio y salir al exterior con regularidad. No es sólo una cuestión de higiene y aseo, también es una forma de que tu amigo de cuatro patas explore, socialice y refuerce su relación contigo.

Con la actividad física adecuada, estará más tranquilo, dormirá mejor y no desarrollará comportamientos ansiosos.

 

¿Cómo elegir el tipo de actividad física?

 

En primer lugar, empieza por distribuir diferentes actividades a lo largo de la semana para evitar que los días sean monótonos y que tu perro pierda el interés. Los perros necesitan estar físicamente en forma y requieren actividades que les permitan expresar su motivación para correr, olfatear o cavar.

 

En segundo lugar, hay que tener en cuenta factores como la edad, la complexión física y los gustos a la hora de elegir qué actividad física realizar: 

 

Edad

 

Las actividades que se realizan con un cachorro no son las mismas que podríamos hacer con un perro adulto o mayor. Evita los saltos y los movimientos bruscos con los más pequeños hasta que completen su desarrollo físico y opta por actividades más suaves como la natación, los paseos y los ejercicios de olfateo para los mayores.

 

Estructura física

Hay perros pequeños, perros grandes, perros con narices planas, perros con patas cortas y espaldas largas, es decir, hay una enorme variedad de estructuras físicas entre los perros y cada uno tiene sus limitaciones.

 

Por lo tanto, las actividades deben ajustarse al tipo de perro que tengas. Los perros grandes, por naturaleza, cargan más peso, por lo que hay que prestar atención a sus articulaciones. Los perros de nariz plana, como los Bulldog, no pueden respirar bien y, por lo tanto, debemos evitar las actividades que exigen un gran esfuerzo respiratorio y tienen poco tiempo de recuperación. Los perros con patas cortas y espaldas largas, como los de Tekkel, deben evitar los saltos para no lesionarse la espalda. 

Temperatura

 

Las actividades deben variar en función de la temperatura. La natación puede ser una opción interesante cuando la temperatura es muy alta, ya que ayuda al perro a refrescarse, mientras que correr o montar en bicicleta son ejercicios más adecuados cuando hace frío. 

 

Algunas sugerencias de ejercicios que puedes poner en práctica:

 

1. Caminar

Aparte de los paseos diarios, ir a un parque o a la playa es siempre una buena idea. Son entornos abiertos que permiten salir de la rutina. Tu perro podrá jugar más libremente y socializar de forma más natural.

 

En la ciudad, busca los mejores lugares para caminar y, si puedes, opta por los espacios abiertos. 

 

2. Correr o ir en bicicleta

Antes de empezar a correr con tu perro, asegúrate de que podéis caminar juntos. Si tu perro tira demasiado de la correa, tu ritmo y tu equilibrio pueden verse afectados.

 

Asegúrate de sujetar bien la correa, ya que suelen ser más rápidos que nosotros.

 

Si corres o vas en bicicleta, considera la posibilidad de comprar un arnés. Tu perro estará mucho más cómodo, ya que un collar puede molestarle cuando su respiración aumenta de ritmo.

 

3. Jugar a la pelota o tirar de la cuerda

Aunque parezca obvio, estos juegos son clave para la salud mental y de comportamiento del perro.

 

A los perros les encanta jugar con una pelota o una cuerda, que son juegos estupendos, pero no te centres sólo en estas actividades. Haz cosas diferentes con tu amigo de cuatro patas y siempre que juguéis a la pelota o tiréis de la cuerda, hazlo de forma controlada, con reglas que combinen juego y obediencia.

 

Adapta tu creatividad a las características de tu perro, su raza, su edad y su personalidad.

 

Algunos consejos:

- No le fuerces. El animal debe tener la opción de no realizar la actividad si no le apetece;

- No le presiones demasiado. El perro debe poder parar, respirar y descansar siempre que quiera durante la actividad;

- Entrena a tu perro y aumenta gradualmente la intensidad y la duración del entrenamiento. Mejorará su resistencia y su forma física;

- El precalentamiento es muy importante;

- La actividad regular ayuda a prevenir las lesiones y la rigidez, y favorece la forma física;

- No esperes a que tu perro esté agotado para terminar la actividad;

- Dale tiempo entre actividades para que se recupere, siempre puedes darle un masaje para relajar sus músculos:

- Elige actividades que le gusten a tu perro;

- Elige siempre un equipo cómodo y apropiado para la actividad.

 

Consejos y trucos

  • Hemos hablado en otros artículos acerca del estrés que provoca en los animales un viaje. El traslado, el cambio en la rutina, las altas temperaturas (y más en verano), son aspectos que alteran a nuestros amigos peludos y que convierten la experiencia de unas vacaciones en una experiencia un poco más incómoda para ellos.

    La clave para evitar el estrés tanto de nuestros amigos peludos como el nuestro, es organizar esos viajes con tiempo.

    Para ello, os damos tres claves para hacer que ese traslado sea parte de la aventura y no se convierta en un momento de nervios.

  • Ya sean perros o gatos, una de nuestras máximas preocupaciones hacia nuestros amigos peludos es asegurar su bienestar y darles la máxima calidad de vida posible. Para ello, es importante mantenerles sanos y libres de parásitos.

    Es importante desparasitar durante todo el año, pero en verano nuestros peludos corren un mayor riesgo debido a que la actividad de los parásitos aumenta.

  • ¿Es posible usar bolsas de hielo en mi perro con artritis?

    Cuando nuestros perros pasan por una cirugía o han tenido algún accidente, el área afectada puede inflamarse.

    La hinchazón puede no solo resultar dolorosa, sino que también puede limitar el movimiento de nuestra mascota.

    El hielo puede ayudar a rebajar esa hinchazón y disminuir el dolor en la zona. Aun así, es importante saber cuándo y cómo es bueno tratar el área afectada con hielo.

  • Tu perro puede ser tu mayor motivación para convertir el ejercicio en un hábito, ya que los perros necesitan hacer ejercicio y salir al exterior con regularidad. No es sólo una cuestión de higiene y aseo, también es una forma de que tu amigo de cuatro patas explore, socialice y refuerce su relación contigo.

Rutinas de ejercicio con tu perro

Productos

  • Los perros y los gatos pueden tener problemas en sus articulaciones. Flexadin Plus es una fórmula completa que contribuye a su salud articular y a su flexibilidad.

  • Suplemento nutricional con beneficios relajantes para perros y gatos

  • Esta innovadora fórmula, científicamente demostrada por distintos estudios clínicos, contribuye a la salud de las articulaciones y a la flexibilidad de los gatos.

  • Esta innovadora fórmula, científicamente demostrada por distintos estudios clínicos, contribuye a la salud de las articulaciones y a la flexibilidad de los perros.

To know more ESP

Test