Pasar al contenido principal

Entrena a tu cachorro para que se comporte bien

Back to overview

Usted está aquí

El periodo principal de aprendizaje para tu cachorro es entre los dos y los cinco meses de edad. Durante este periodo, tu cachorro será especialmente receptivo a las órdenes y recompensas, pero también será impresionable; no te apresures. Tu objetivo debe ser entrenar bien a tu cachorro, mientras le ayudas suavemente a entender su entorno.

¿Qué herramientas tengo para entrenar a mi cachorro?

Investigaciones recientes en grupos de perros han demostrado que, contrariamente a lo que la mayoría de la gente piensa, no se establece una relación de jerarquía o dominancia entre individuos, ya sean perros o lobos. Esta observación también se aplica a la relación entre el perro y el dueño: aunque el dueño puede ejercer autoridad y liderazgo, el objetivo no es ser "dominante". Los métodos coercitivos (basados en la fuerza) resultan ser mucho menos efectivos que aquellos que utilizan el sistema de recompensa y placer. No se trata de ser autoritario con tu cachorro, sino de ser claro, riguroso y consistente.

Hay varios tipos de método de entrenamiento. El primero, y el más simple, se basa en el concepto de condicionamiento operante: un estímulo condicional (por ejemplo, una orden) requiere una respuesta del animal, que luego es seguida por un evento gratificante (por ejemplo, elogio verbal o una golosina).

Es posible asociar esto con un reforzador secundario, un "click". Por cada buen comportamiento, puedes activar un "click", seguido directamente por una recompensa. Esto reduce el tiempo entre la acción deseada y la distribución de la recompensa, y el cachorro asocia rápidamente el sonido del "click" con el evento agradable. Esto se llama entrenamiento con clicker.

Otra opción es el entrenamiento modelo-rival, que se basa en las capacidades de aprendizaje social del cachorro. El modelo puede ser otro perro o un humano, por ejemplo.

Es posible combinar este método con el refuerzo positivo: esto se llama la técnica "Haz como yo hago". El dueño muestra al cachorro qué hacer, seguido por la orden "Hazlo".

Cuando el cachorro reproduce el comportamiento, recibe una recompensa. Es mejor comenzar con comportamientos que tu cachorro conozca y le sean familiares, antes de introducir nuevos comportamientos.

Hay varias "filosofías de entrenamiento" que no siempre están de acuerdo en ciertos puntos, incluido el concepto de castigo. Sin embargo, hoy en día la mayoría de los entrenadores y comportamentalistas están de acuerdo en que es mejor limitar los castigos y centrarse en el refuerzo positivo.

Sin embargo, bajo ciertas circunstancias, es aceptable reprender a tu cachorro. Siempre sin generar miedo o dolor. El castigo negativo, que significa la retirada de gratificación (por ejemplo, no ofrecer una recompensa o quitarla), es más suave que el castigo positivo (añadir algo desagradable). Es esencial que este castigo sea inmediato (no más de unos segundos después del acto), consistente y termine tan pronto como tu cachorro deje de portarse mal. 

¿En qué debería centrarme en el entrenamiento de mi cachorro?

Tu cachorro está en un periodo de descubrimiento del mundo. El entrenamiento será una oportunidad para introducir a tu cachorro a su entorno, acostumbrarlo a estímulos que al principio parecen aterradores, construir la confianza de tu cachorro y tranquilizarlo.

Para hacer esto, asegúrate de compartir cosas nuevas con tu cachorro todos los días (objetos, lugares para pasear, personas, etc.).

Necesitarás integrar a tu cachorro en tu vida diaria a una edad temprana. Para que la vida juntos sea lo más cómoda posible, tu cachorro necesitará aprender algunos comandos básicos desde una edad temprana y no desarrollar demasiados malos hábitos.

En particular, tu cachorro necesitará aprender a reconocer su nombre. A continuación, necesitarás enseñarle a "sentarse", "echarse" y "quedarse". Finalmente, el entrenamiento de tu cachorro necesitará incluir el llamado, caminar junto a ti o con correa, y el entrenamiento para ir al baño.

 

Consejos y trucos

  • La rabia es una enfermedad viral mortal presente en todo el mundo que puede afectar a todos los mamíferos. La rabia es  una zoonosis, lo que significa que puede ser contagiada a los humanos. Muchas personas han oído hablar de ella, pero pocas realmente la entienden en detalle.

  • Una alergia ocurre cuando el sistema inmunitario responde de manera excesiva a un determinado elemento externo, en este caso conocido como alérgeno. Un alérgeno es, por tanto, una sustancia o cuerpo responsable de una respuesta inmunitaria inapropiada, mientras que esta respuesta normalmente es inofensiva y se supone que protege al cuerpo. Las alergias son comunes en los perros y pueden tener diversas causas. Dependiendo del alérgeno, se pueden utilizar diferentes estrategias.

  • Los riñones son órganos importantes en el cuerpo porque son responsables de filtrar la sangre. 

  • ¿Tienes un perro en casa y un bebé en camino? ¡Fantástico! Muchos estudios han demostrado que tener un perro podría tener un impacto muy positivo en la vida de tu bebé. Sin embargo, es importante preparar a tu mascota para este gran cambio en vuestras vidas, para asegurar que vuestra nueva vida familiar se desarrolle bien. Para hacerlo, necesitas intentar establecer algunas nuevas normas antes de la llegada del bebé para facilitar esta transición.

Productos

  • Los perros y los gatos pueden tener problemas en sus articulaciones. Flexadin Plus es una fórmula completa que contribuye a su salud articular y a su flexibilidad.

  • Suplemento nutricional con beneficios relajantes para perros y gatos

  • Esta innovadora fórmula, científicamente demostrada por distintos estudios clínicos, contribuye a la salud de las articulaciones y a la flexibilidad de los gatos.

  • Esta innovadora fórmula, científicamente demostrada por distintos estudios clínicos, contribuye a la salud de las articulaciones y a la flexibilidad de los perros.

To know more ESP

Test