Pasar al contenido principal

Doga, el yoga para perros

Back to overview

Usted está aquí

 

Si practicas regularmente el yoga seguramente ya habrás oído hablar del yoga para perros, también llamado doga. Esta podría ser una práctica de mente y cuerpo perfecta para incorporar a vuestra rutina diaria.

Lo puedes practicar tanto en casa como asistiendo a clases donde se imparta. O, también, puedes intentar hacer algunas posturas de yoga en tus paseos y tiempo de juego con tu perro.

Cómo practicar yoga para perros

Si quieres practicar yoga con tu perro, no le fuerces. Simplemente empieza y a medida que tu perro se involucre cada vez más y le entre la curiosidad, anímale a seguir.

El yoga para perros ayuda a liberar cualquier tensión, estrés o ansiedad automáticamente. También le ayudará a tu perro a sentirse más seguro al relacionarse y al encontrarse con otros perros.

YOGA PARA PERROS PARA CONTROLAR EL ESTRÉS

El estrés es una de las causas comunes de enfermedad y muerte tanto en seres humanos como en mascotas. Llevar a tu perro al yoga te ayudará a controlar su estrés y, por tanto, a:

  • Aumentar su esperanza de vida.
  • Disminuir la presión arterial alta.
  • Bajar el ritmo cardíaco.
  • Regular las glándulas suprarrenales.
  • Equilibrar y reponer el sistema nervioso.
  • Reforzar su confianza en los humanos y profundizar su vínculo.
  • Controlar el sueño y la digestión.
  • Disminuir la ansiedad y la depresión, porque los perros también pueden sufrir depresión.
  • Ayuda en el proceso de adopción de un nuevo perro.

EL YOGA PARA PERROS COMO UN JUEGO

Cuando empieces a practicar yoga con tu perro y veas que no está cooperando, no te preocupes. Es normal que esto ocurra al principio.

Si verdaderamente quieres iniciarle en la práctica, intenta que se acerque a ti cuando estés en tu colchoneta. Mantén tu mente abierta y con un poco de sentido del humor verás como poco a poco se irá acercando. Si lo consigues, se beneficiará de una práctica ideal para ambos.

Incluir a tu perro en tu práctica de yoga te permitirá observar "tu actitud" hacia ti mismo y hacia todos los demás seres vivos. También a tener una visión más profunda y una comprensión de los patrones de comportamiento que surgen de la mente.

Y no te enfades si tu perro interrumpe tu yoga. Te recordará que no debes estar tan tenso sobre cómo conseguir las posturas correctas. La perfección no existe. En este caso deberás de ser un poco más paciente y comprensivo.

LA RESPIRACIÓN ES CLAVE

Los perros "copian" los hábitos de respiración de sus dueños. Un patrón de respiración irregular e inquieto puede influir en el comportamiento del animal. Y es aquí donde el yoga te puede ayudar.

Al usar la respiración en el yoga y el contacto físico a través del masaje, la frecuencia cardíaca del perro irá disminuyendo. Lo que mejorará el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono en el flujo de la sangre. El sistema nervioso parasimpático del can generalmente se debe activar después de los primeros 20 minutos de una sesión de yoga.

Al igual que en una clase de yoga humana, algunos perros pueden quedarse dormidos en la esterilla. También habrá otros que prefieran disfrutar de un espacio tranquilo lejos del grupo. Y otros que estarán encantados de unirse a la sesión. ¡Aprovéchalo!

Consejos y trucos

Doga perros

Productos