Pasar al contenido principal

Diarrea en gatos

Back to overview

Usted está aquí

 

La diarrea en gatos es una enfermedad que, en principio, no debería alarmarte demasiado. Existen infinitas causas por las que se puede producir una diarrea en gatos.

Por eso, antes de llamar al veterinario puedes probar ciertos remedios o tratamientos caseros.

¿CUÁNDO NECESITA ATENCIÓN VETERINARIA EL GATO?

Evalúa la gravedad de la diarrea de tu gato y su estado general cuando tratas de decidir si debe ver a un veterinario o no. Si tu gato tiene diarrea relativamente leve, no vomita, está comiendo y bebiendo, y no parece sentirse realmente mal, intenta un tratamiento en casa.

Si, por otro lado, cualquiera de las siguientes situaciones describe la condición de tu gato, llama a tu veterinario inmediatamente:

  • Tu gato es muy joven, muy viejo o tiene un problema de salud subyacente que podría hacerlo vulnerable a los efectos de la deshidratación.
  • Está vomitando, en estado letárgico o deprimido, tiene dolor u otros síntomas preocupantes.
  • La diarrea es acuosa, explosiva o muy frecuente.
  • O, incluso, contiene sangre o es oscura y alquitranada.

OPCIONES PARA TRATAR LA DIARREA EN GATOS

Una vez que hayas determinado que tu gato no está tan grave como para acudir al veterinario y, sin embargo, que puedes intentar que se cure en casa, estos son algunos tratamientos que suelen funcionar bien:

1.- Cambia la dieta de tu gato

La diarrea en gatos no debe ser causa para parar la ingesta alimenticia del animal. De hecho, hacerlo puede dificultar la capacidad del tracto intestinal para curarse. Puede poner a los gatos en riesgo de padecer una enfermedad hepática potencialmente mortal llamada lipidosis hepática.

Por eso, lo mejor es simplificar la dieta de tu gato. Céntrate en comida básica que aporte energía y sea realmente nutritiva. Si recientemente has cambiado la dieta de tu gato, vuelve a lo que hacías anteriormente. Y observa si la diarrea de tu gato se acaba. Es posible que alguno de los ingredientes de la nueva alimentación no estén sentando bien a tu gato.

Incluso, como ocurre a veces en los seres humanos, puede que tu gato sea alérgico a algo que antes no lo era.  Muchos gatos con intolerancias o alergias mejorarán cuando lleven a cabo una dieta hipoalergénica o baja en antígenos. Busca dietas que estén hechas de fuentes de proteínas como, por ejemplo, la carne de pato o de conejo.

2.- La fibra es también buena

Algunos tipos de diarrea de gato mejoran con una dieta baja en fibra, que es altamente digestible. Si tu gato no tiene diarrea con tanta frecuencia, pero cuando lo hace produce muchas heces, merece la pena intentar una dieta baja en fibra.

Busca alimentos que sean especiales para estómagos sensibles. Estos productos deben tener un nivel de fibra alrededor del 3%. Lo podrás leer en la etiqueta del producto.

3.- Fomenta la ingesta de agua y electrolitos

Los gatos con diarrea deben ingerir cantidades suficientes de agua para evitar la deshidratación. Mantén los recipientes de agua de tu gato llenos de agua fresca y limpia y agrega un recipiente adicional que contenga caldo de pollo o de carne diluido.

Otra forma fácil de aumentar la ingesta de agua de tu gato es dándole comida enlatada. Temporalmente, incluso, puedes mezclar una cucharada o dos de agua tibia extra en los alimentos enlatados de tu gato.

4.- Apuesta por los suplementos probióticos

Las bacterias saludables dentro del tracto intestinal de un gato son necesarias para una digestión normal. Los suplementos probióticos para mascotas pueden ayudar a que la flora bacteriana intestinal de un gato vuelva a la normalidad. Eso sí, elige un probiótico que esté etiquetado para su uso en gatos.

5.- Medicamentos antidiarreicos

Si con estos remedios caseros la diarrea no cesa, entonces debes acudir al veterinario. Ten en cuenta que la mayoría de los medicamentos antidiarreicos no se deben usar en gatos sin supervisión veterinaria. Algunos son francamente peligrosos. Por tanto utilízalos sólo en caso de que tu veterinario te los recete.

 

 

 

Consejos y trucos

  • ¿Sabes cómo cuidar mascotas en tiempos de coronavirus? Con la crisis actual ha crecido la preocupación en torno a la posibilidad de que las mascotas puedan contraer y contagiar la enfermedad. Como resultado, en Italia y China las mascotas han sido las víctimas indirectas del pánico. Y miles de animales han sido abandonados por sus dueños.

    En Italia la cifra de perros abandonados desde que surgió el covid-19 supera los 2.000. En China, la cifra ronda los 11.000 y organizaciones de rescatistas han trabajado con ahínco para ayudar a todos los animales posibles.

  • Los cambios meteorológicos afectan de forma determinante a todo ser vivo y, en consecuencia, a los perros también. Los cambios climáticos afectan tanto de forma física como de forma anímica. Es decir, afectan al estado de salud y a la forma que tienen de comportarse.

     

  • A mucha gente le encanta compartir todos los espacios de su vida con su gran amigo canino, incluso el dormitorio. Además, a los chuchos les encanta dormir con su dueño. ¡Y qué decir de la ilusión que les hace a los niños tener a su amiguito cerca!

    Son varias las ventajas de dormir con tu perro, pero también existen inconvenientes que debes valorar, sobre todo si tienes problemas de salud.

  • Las mascotas son parte de la familia y, a veces, esto hace creer que los perros pueden comer las sobras de la comida. Sin embargo, es un tema de cuidado porque algunos alimentos tienen efectos negativos en ellos.

    Algunas sobras de las comidas pueden convertirse en tóxicas y mortales para los perros. Por eso, es importante consultar previamente con el veterinario si puede ingerirlas o no.

Diarrea gatos

Productos

  • Los perros y los gatos pueden tener problemas en sus articulaciones. Flexadin Plus es una fórmula completa que contribuye a su salud articular y a su flexibilidad.

  • Suplemento nutricional con beneficios relajantes para perros y gatos

  • Esta innovadora fórmula, científicamente demostrada por distintos estudios clínicos, contribuye a la salud de las articulaciones y a la flexibilidad de los perros.