Pasar al contenido principal

¿Mi gato puede sufrir demencia? Cómo identificarla

Back to overview

Usted está aquí

La demencia senil (Síndrome de disfunción cognitiva) afecta a los seres humanos y también a los gatos. Se trata de una degeneración neurológica progresiva que no tiene cura pero que sí puede tratarse con cuidados paliativos que la mejoran y la retrasan. Por eso, es importante tener algo de conocimiento de esta enfermedad para saber cómo identificar la demencia en los gatos.

Esta enfermedad cursa con una serie de síntomas que aparecen en tu mascota sobretodo asociados a una edad avanzada. La enfermedad provoca que disminuya el número de neuronas y neurotransmisores que intercambian la información por el envejecimiento del sistema nervioso central. Es un mal progresivo, crónico y sin cura alguna. Pero puede hacerse más llevadero e, incluso, retrasar sus efectos.

 Este decálogo de síntomas te ayudará a saber cómo identificar la demencia en gatos:

1.- La edad

Como ya se ha dicho, la demencia en los gatos puede empezar a aparecer con sus primeros síntomas a partir de los siete años, los gatos son animales más longevos que los perros, y generalmente notaremos sus efectos a partir de 10-12 años. La degeneración neurológica, con el paso del tiempo, causa en las mascotas momentos de confusión y falta de memoria que se traducen en unos síntomas que debes saber identificar y entender.

2.- Desorientación

Los gatos aquejados de este síndrome pueden sufrir confusión espacial. De hecho, muchos llegan a perderse incluso en lugares conocidos. Este es uno de los síntomas que más te pueden dar la pista de que algo no marcha como debería.

3.- Cambios en el comportamiento

Es otro de los síntomas. Por ejemplo, algunas mascotas llegan a evitar conductas sociales propias de un gato, como las caricias.

4.- Trastorno alimentario

El apetito resulta alterado. O bien no quieren comer o comienzan a tener un apetito caprichoso.

5.- Sensación de abstracción

Si descubres que tu gato cada vez más veces tiene  la mirada perdida o fija, deberías estar atento a su evolución. En muchos casos llegan a presentar confusión e, incluso, se manifiestan algunas fobias poco habituales.

6.- Ansiedad

De la misma manera que le ocurre a las personas, en un gato con demencia aumenta la ansiedad. Y, al mismo tiempo, crece su irritabilidad, provocada por la sensación de no saber qué le está pasando que tiene el gato.

7.- Cambio en el ciclo del sueño

En muchas ocasiones, el sueño de la mascota cambia y tiene problemas para conciliar el sueño por la noche. Todo ello se traduce en que deambula por la casa y tiene sueño intranquilo.

8.- Eliminación inadecuada

También suelen aparecer problemas a la hora de miccionar o defecar. Los primeros síntomas son que no recuerda los sitios en los que lo hacía habitualmente. A ello se le puede añadir incontinencia, lo que provoca que lo haga en los sitios más insospechados.

9.- Comportamiento violento

Arranques de agresividad de forma impulsiva por sentirse débil e inseguro y no reconocer el entorno son otros de los síntomas de la disfunción cognitiva en el gato.

10.- Respuesta exagerada

O disminuida ante estímulos rutinarios. Está más o menos alerta de lo normal en determinadas situaciones.

Si al saber cómo identificar la demencia en gatos has detectado que tu mascota puede sufrirla, debes consultar con tu veterinario lo más rápidamente posible. Te podrá informar sobre las pautas concretas que ayudarán a tu perro a sobrellevar mucho mejor esta enfermedad.

Y, como siempre, es mejor prevenir que curar. Para que tu gato tenga una mejor calidad de vida en su vejez lo mejor es tener hábitos saludables desde pequeños. De esta forma se esquivan algunos factores de riesgo que llevan a una aceleración del proceso de demencia senil en los gatos. Entre ellos, una alimentación sana, la práctica de ejercicio y un tiempo para jugar y divertirse y las visitas regulares al veterinario.

 

Consejos y trucos

  • Las visitas regulares al veterinario son un aspecto fundamental en el cuidado de la salud de nuestro perro. A través de este artículo, te proporcionaremos una guía esencial sobre la frecuencia con la que deberías llevar a tu perro al veterinario, destacando los beneficios de estas visitas para asegurar el bienestar de tu fiel compañero.

  • Es un error común pensar que los perros solo necesitan salir a pasear para hacer sus necesidades y que, si disponemos de un jardín, ya están cubiertas todas. Sin embargo, esta visión limitada olvida aspectos cruciales del bienestar animal que solo se satisfacen fuera de los confines de nuestro hogar, por muy espacioso que sea nuestro jardín.

  • La inclusión de una mascota en el núcleo familiar es una decisión que va más allá de sumar un miembro más al hogar; es abrir la puerta a una experiencia enriquecedora y transformadora, especialmente para los más pequeños. Las mascotas no solo ofrecen compañía, sino que también se convierten en herramientas clave en el desarrollo socioemocional y cognitivo de los niños.

  • Recibir un nuevo animal en tu hogar es algo para lo que necesitas prepararte con antelación, ¡especialmente si es tu primera vez! Así que vamos a ver los mejores consejos para asegurar que tu gatito reciba la mejor bienvenida posible.

Productos

  • Los perros y los gatos pueden tener problemas en sus articulaciones. Flexadin Plus es una fórmula completa que contribuye a su salud articular y a su flexibilidad.

  • Suplemento nutricional con beneficios relajantes para perros y gatos

  • Esta innovadora fórmula, científicamente demostrada por distintos estudios clínicos, contribuye a la salud de las articulaciones y a la flexibilidad de los gatos.

  • Esta innovadora fórmula, científicamente demostrada por distintos estudios clínicos, contribuye a la salud de las articulaciones y a la flexibilidad de los perros.

To know more ESP

Test