Pasar al contenido principal

Limpieza de oídos según la raza

Back to overview

Usted está aquí

 

 

La limpieza de oídos de mascotas es una parte muy importante para las necesidades de aseo de tu perro. Algunos necesitan una limpieza de oídos más frecuente que otros. Los perros que son propensos a las infecciones de oído, por ejemplo, necesitan mayores cuidados.

La estructura del canal auditivo del perro dificulta la expulsión del material atrapado en el interior del canal sin la asistencia de limpieza. Este material puede provocar infecciones del oído si no se elimina. De ahí la importancia de la limpieza.

3 COSAS IMPORTANTE QUE DEBES SABER SOBRE LA LIMPIEZA DE OÍDOS DE MASCOTAS

  1. Son sensibles, por lo que necesitan un mantenimiento regular para prevenir infecciones.

  2. Los perros no quieren que les limpien las orejas, así que a veces no será una tarea fácil.

  3. Si no lo haces de la manera correcta, puedes causar un daño grave.

Aquí tienes unos consejos claves que debes tener en cuenta para la limpieza de oídos de mascotas:

1.- ADIESTRA A TU PERRO

Como se menciona anteriormente, no es una tarea sencilla. Por eso es importante que trabajes con tu mascota para hacerle ver que la limpieza de oídos puede ser algo positivo.

 

Al principio tu mascota es posible que se retuerza y ​​que haga que el proceso sea mucho más difícil, por lo que tardarás más de lo habitual. Un método probado y verdadero es tener una bolsa de golosinas listas para ofrecer cada vez que tu perro coopere durante el proceso. Así tardarás mucho menos.

2.- NECESITAS LAS HERRAMIENTAS ADECUADAS

Al igual que con los oídos de los seres humanos hay que tener mucho cuidado con usar bastoncillos.  Pueden dañar las orejas de tu perro. En su lugar, utiliza bolas de algodón, o envuelve tu dedo con una gasa y usa el dedo como herramienta de limpieza.

Aunque, quizás, la herramienta más importante es utilizar un líquido para el oído. Busca un producto que no contenga antibióticos, esteroides, alcohol o materiales tóxicos de ningún tipo. ¿Qué herramientas puedes usar para limpiar las orejas de tu perro? Esto es lo que necesitas:

  • Limpiador de oídos: busca una solución de limpieza comercial recomendada por un veterinario. Evita los productos de limpieza que contengan alcohol o peróxido de hidrógeno, que pueden irritar los oídos de tu perro.

  • Bolas de algodón: también se pueden usar bastoncillos de algodón para limpiar las crestas de la oreja externa, pero nunca se deben insertar en el canal auditivo. Al hacerlo, podrías causar daños permanentes en la audición.

  • Pinzas: Es bueno tenerlas a mano si tu perro tiene mucho pelo en las orejas.

  • Una toalla: puedes utilizarla para secar la zona o incluso para ver si algún elemento ha salido de su oreja. Así podrás comprobar si tiene algo dentro.

CÓMO LIMPIAR LAS OREJAS DE TUS MASCOTAS

Para limpiar las orejas de tu perro sin causar daño, debes empezar por fuera e ir poco a poco hacia dentro del oído pero solo hasta que empieces a sentir resistencia. Si tratas de empujar más hacia adentro, puedes dañar la oreja de tu perro, por lo que es importante ir con cuidado.

Moja una bola de algodón con el producto de limpieza de orejas y limpia la parte de la oreja que puedas ver fácilmente. Luego humedece una bola de algodón nueva para limpiar el oído interno. Idealmente, deberías repetir esto cada semana.

Si ves que sale demasiada suciedad puede que sea hora de realizar una visita a tu veterinario. ¡Y no te olvides hacerlo con mucho cariño ya que a veces suele resultar incómodo. ¡Acuérdate de las recompensas y verás como es mucho más sencillo!

 

Consejos y trucos

Limpiar oidos mascotas

Productos

  • Los perros y los gatos pueden tener problemas en sus articulaciones. Flexadin Plus es una fórmula completa que contribuye a su salud articular y a su flexibilidad.

  • Suplemento nutricional con beneficios relajantes para perros y gatos

  • Esta innovadora fórmula, científicamente demostrada por distintos estudios clínicos, contribuye a la salud de las articulaciones y a la flexibilidad de los perros.