Pasar al contenido principal

Cómo evitar que tu mascota marque su territorio en casa

Back to overview

Usted está aquí

 

Los perros son animales territoriales por naturaleza y eso no va a cambiar. Les gusta proteger su territorio, su familia y sus pertenencias. Pero es posible evitar que tu mascota marque territorio en casa.

El marcado territorial se realiza para dejar claro a otros perros que éste es su territorio o que está sexualmente disponible. Cuando tu perro marca en casa  generalmente no lo hace por despecho, sino por su instinto.

La territorialidad no es algo malo, pero puede causar problemas en tu hogar. Si tu perro decide marcar su territorio dentro de casa debes buscar formas de evitarlo. Esto implica, entre otras cosas, tener que limpiar su orina de los lugares que han sido marcados ya que, de no hacerlo, podrían ser remarcados.

De la misma forma que es posible educar a tu perro para que no haga sus necesidades en casa también existen formas de evitar que tu mascota marque territorio en casa.

Claves para evitar que tu mascota marque territorio en casa

Esterilización o castración

Si aún no los ha hecho, tener a tu perro esterilizado o castrado puede reducir la incidencia de marcas territoriales. Los perros que han sido castrados o esterilizados pueden marcar su territorio de vez en cuando. Pero esto dependerá de otros factores.

Según un informe de la Humane Society, esterilizar o castrar a su mascota puede ayudar a reducir la probabilidad de que marquen su territorio. Aunque no tiene por qué detenerla por completo.

Permite que tu perro se familiarice con caras desconocidas

A veces, tu perro puede empezar a marcar cosas en la casa porque alguien nuevo ha sido introducido en el hogar. Puede ser un nuevo compañero de cuarto, una nueva mascota o, incluso, un persona que visita la casa de manera frecuente. Lo más probable es que el perro sienta que esta persona o animal ha invadido su espacio.

El perro está marcando para mostrarte que aún tienen la propiedad del territorio. La única manera de resolver este problema es llevar a cabo una presentación de la nueva persona o mascota. Y dedicar un tiempo para vincularse con ellos. Mantén a la nueva persona o animal fuera del área de tu mascota hasta que los dos se hayan familiarizado.

Otros tips importantes para corregir el comportamiento de marcado

  • Debes establecer una jerarquía clara: Una vez que tu perro comprenda que no es el líder, sentirá menos necesidad de marcar su territorio. No castigues físicamente a tu perro, nunca entenderá por qué lo haces. Céntrate en cambiar la relación entre vosotros para establecer tu liderazgo.

  • Para esta tendencia tan pronto como sea posible: Supervisa de cerca a tu perro para que deje de hacerlo. Atraparlo mientras lo está haciendo es una forma extremadamente efectiva de reducir el comportamiento de marcado.

  • Elimina todos los olores de orina de las áreas afectadas: No dejes una excusa para que vuelva a marcar una zona concreta. Utiliza los productos necesarios para quitar el olor de orina y evitar que tu mascota marque territorio en casa.

  • Los perros también pueden ser más propensos a marcar si están enfermos o tienen una afección subyacente, como una infección en el oído o la vejiga. Si no consigues evitar que tu mascota marque territorio en casa acude a tu veterinario. Este podrá examinar a tu perro para buscar condiciones físicas que pueden aumentar la frecuencia que su perro marca en casa.

 

Este tipo de problemas a menudo se ven agravados por la falta de entrenamiento y disciplina de tu mascota. Si termina siendo un gran problema, puedes considerar llevar a tu mascota a clases de adiestramiento específico o hablar con tu veterinario para otras soluciones.

 

Consejos y trucos

  • La rabia en mascotas es una de las enfermedades más peligrosas y mortales. La gran mayoría de animales de sangre caliente son vulnerables a contraer esta enfermedad. Y, de hecho, la única forma de prevención es la vacunación.

    La vacuna para evitar la rabia en mascotas se administra a los cachorros a partir del tercer mes de edad y después en periodos de entre uno y tres años, dependiendo de la legislación vigente.

  • El moquillo es una enfermedad canina bastante contagiosa y que suele afectar principalmente a los cachorros. Aunque gracias a la vacunación el número de casos ha disminuido drásticamente, aún se considera una enfermedad grave que puede llevar a la muerte del animal.

    También conocida como distemper, es un virus que ataca al sistema digestivo y respiratorio de los perros. Y aunque se transmite fácilmente entre los canes, no puede contagiarse a los humanos.

  • Cuando se tienen varios amigos felinos, a menudo pueden suceder peleas de gatos en un mismo hogar. Algunos gatos simplemente no le darán una oportunidad a la paz.

    Y es que existen varias razones por las que los gatos pueden no llevarse bien. La más común es la falta de socialización, la falta de experiencias agradables con otros gatos al principio de la vida.

  • La leucemia felina (FeLV) es un virus que puede transmitirse entre gatos a través de la saliva. Es una enfermedad trágica y fatal que es responsable de muchas muertes de gatos en todo el mundo cada año.

    Más del 50% de los gatos infectados mueren dentro de los 2-3 años posteriores a la infección. La mayoría de las muertes en gatos ocurren en el primer año después del diagnóstico.

mascota-territorio

Productos