Pasar al contenido principal

Cómo enseñar a tu mascota a cumplir tus órdenes

Back to overview

Usted está aquí

 

Es una responsabilidad enseñar a una mascota a cumplir tus órdenes. Pero es fundamental para que tanto tú como tu mascota disfrutéis estando juntos y podáis entenderos para que vuestra convivencia sea perfecta.

Debes elegir el método que mejor se adapte a ti, a tu estilo de vida y al temperamento y carácter de tu mascota.

Una señal, un comportamiento

Haz solo una señal por cada comportamiento que desees que muestre tu mascota.

Por ejemplo: si le das la señal de "siéntate" por medio de un "sonido" y un movimiento de la mano tu mascota deberá sentarse. Estrictamente hablando, estás dando dos señales, pero ambas pretenden producir el mismo comportamiento, lo que está bien.

Cada comportamiento debe llevar una consecuencia

El comportamiento de tu mascota cambiará de acuerdo con las consecuencias que le siguen inmediatamente.

Si le das una gratificación cuando se siente, se sentará con más frecuencia. Si no le das un capricho y lo ignoras, se sentará menos.

Una señal puede ser un sonido, una palabra, un movimiento de la mano, una postura corporal o una expresión facial.

Claves para enseñar a tu mascota a cumplir tus órdenes

"Siéntate"

Esta es uno de las órdenes de obediencia más fáciles para enseñar, así que es bueno comenzar con ella.  Pasos a seguir:

  • Mantén algo que le guste cerca de la nariz de tu perro.

  • Mueve tu mano hacia arriba, permitiendo que su cabeza siga el movimiento y haciendo que su parte inferior baje.

  • Una vez que esté sentado, dile "siéntate", entrega alguna golosina y haz alguna caricia.

  • Repite este ejercicio varias veces al día hasta que tu perro lo domine.

"Ven"

Esta orden puede ayudar a mantener a una mascota fuera de problemas, volviendo a ti si pierdes el agarre de la correa o accidentalmente dejas la puerta abierta.  Pasos a seguir:

  • Ponle una correa y collar a tu perro.

  • Baja a su nivel y di, "ven" mientras tiras suavemente de la correa.

  • Cuando llegue a tu altura, recompénsale con afecto y un regalo.

Cuando lo domines con la correa, quítasela y practica la orden en un área segura y cerrada.

"Abajo"

Esta puede ser uno de las órdenes más difíciles en el entrenamiento de obediencia. ¿Por qué? Porque se trata de una postura sumisa. Puede ser beneficioso hacer un entrenamiento positivo y relajado, particularmente con perros temerosos o ansiosos. Pasos a seguir:

  • Encuentra un dulce particularmente bueno y guárdalo en tu puño cerrado.

  • Levanta tu mano hacia el hocico de tu perro. Cuando lo huela, mueve tu mano hacia suelo, y entonces él te seguirá.

  • Luego desliza tu mano por el suelo frente a él para alentarle.

  • Una vez que esté allí, di "abajo", y hazle alguna caricia.

  • Repítelo todos los días. Si tu perro intenta sentarse o se lanza hacia tu mano, di "no" y retira tu mano. No lo empujes hacia abajo y anímale en cada paso para que tome la posición correcta.

"Quédate"

Antes de intentar esta orden, asegúrate de que tu perro sea un experto en la orden "sentarse".

  • Primero, pídele a tu perro que "se siente".

  • Luego, abre la palma de tu mano frente a ti y dile "quédate".

  • Retrocede unos pasos. Hazlo con cariño y afecto si se queda.

  • Aumenta gradualmente la cantidad de pasos antes de darle la orden.

  • Recompensa siempre a tu cachorro por mantenerse en su lugar, incluso si es solo por unos segundos.

"Déjalo"

Esto puede ayudar a mantener a tu perro a salvo cuando su curiosidad le domine como, por ejemplo, si huele algo raro y posiblemente peligroso en el suelo. Pasos a seguir:

  • Coloca un regalo en ambas manos.

  • Muéstrale un puño cerrado con el obsequio dentro y di: "déjalo".

  • Déjale lamer y oler con la boca, mover la pata y ladrar para tratar de obtenerlo.

  • Una vez que deje de intentarlo, pasa el regalo a la otra mano.

  • Repite el proceso hasta que tu perro se aleje de ese primer puño cuando digas: "déjalo".

  • Una vez que su perro se aleje consistentemente de la primera golosina y tiene un contacto visual cuando le des la orden, estará listo para llevarlo a un nivel superior. Para esto, usa dos golosinas diferentes, una que esté bien y otra que sea especialmente sabrosa y que huela bien para tu cachorro.

  • Di  "déjalo", y coloca la golosina menos atractiva en el suelo y cúbrela con la mano.

  • Espera a que tu perro ignore ese tratamiento y te mire. Luego quítale esa golosina del suelo y ten un momento de afecto inmediatamente.

  • Una vez que lo tiene, coloca el regalo menos sabroso en el suelo pero no lo cubras completamente con la mano. Mueve gradualmente tu mano más y más lejos hasta que esté un poco más arriba.

Estos son algunos consejos que te pueden ayudar a mantener a tu perro más seguro y mejorar tu comunicación con él. Vale la pena invertir tu tiempo y esfuerzo para que aprenda a obedecer tus órdenes.

 

Consejos y trucos

  • ¿Sabes cómo cuidar mascotas en tiempos de coronavirus? Con la crisis actual ha crecido la preocupación en torno a la posibilidad de que las mascotas puedan contraer y contagiar la enfermedad. Como resultado, en Italia y China las mascotas han sido las víctimas indirectas del pánico. Y miles de animales han sido abandonados por sus dueños.

    En Italia la cifra de perros abandonados desde que surgió el covid-19 supera los 2.000. En China, la cifra ronda los 11.000 y organizaciones de rescatistas han trabajado con ahínco para ayudar a todos los animales posibles.

  • Los cambios meteorológicos afectan de forma determinante a todo ser vivo y, en consecuencia, a los perros también. Los cambios climáticos afectan tanto de forma física como de forma anímica. Es decir, afectan al estado de salud y a la forma que tienen de comportarse.

     

  • A mucha gente le encanta compartir todos los espacios de su vida con su gran amigo canino, incluso el dormitorio. Además, a los chuchos les encanta dormir con su dueño. ¡Y qué decir de la ilusión que les hace a los niños tener a su amiguito cerca!

    Son varias las ventajas de dormir con tu perro, pero también existen inconvenientes que debes valorar, sobre todo si tienes problemas de salud.

  • Las mascotas son parte de la familia y, a veces, esto hace creer que los perros pueden comer las sobras de la comida. Sin embargo, es un tema de cuidado porque algunos alimentos tienen efectos negativos en ellos.

    Algunas sobras de las comidas pueden convertirse en tóxicas y mortales para los perros. Por eso, es importante consultar previamente con el veterinario si puede ingerirlas o no.

cumplir-ordenes

Productos