Pasar al contenido principal

5 claves para una adecuada terapia con animales y personas

Back to overview

Usted está aquí

 

Que las mascotas hacen felices a sus dueños es una realidad universalmente conocida. Pero los animales no cambian solamente el humor de las personas sino que pueden ayudar a mejorar su salud. Hacer terapia con animales y personas puede cambiar la vida de mucha gente.

Claves para una terapia con animales y personas

1.- ¿Qué es la terapia asistida por animales?

La terapia con animales y personas es una intervención terapéutica que incorpora animales, como caballos, perros, gatos, cerdos y aves, en un plan de tratamiento. Se utiliza para mejorar y complementar los beneficios de la terapia tradicional.

Este tipo de terapia se basa en el vínculo humano-animal. Interactuar con una mascota puede ayudar a mejorar muchos problemas físicos y mentales de las personas. Los beneficios de la terapia con animales y personas pueden incluir:

  • Mejorar las habilidades motoras y el movimiento articular.
  • Mejorar el movimiento asistido o independiente.
  • Aumentar la autoestima.
  • Aumentar la comunicación verbal.
  • Desarrollar habilidades sociales y mejorar la interacciones con los demás.
  • Aumentar la voluntad de unirse a las actividades.
  • Motivar la voluntad de hacer ejercicio.

2.- Cuándo es recomendable este tipo de terapias

La terapia asistida por animales puede ser una intervención útil para individuos o grupos. Los estudios afirman que este tipo de terapias ofrecen resultados positivos y mejoran el bienestar emocional general de personas con autismo, afecciones médicas, enfermedades o problemas de conducta.

Por otro lado, la terapia asistida con animales puede ser útil para aquellos que luchan contra enfermedades como la depresión, la esquizofrenia o la adicción. Otros casos en los que también sería recomendable son:

  • Personas sometidas a quimioterapia.
  • Residentes en centros de cuidado de largo plazo.
  • Personas hospitalizadas con insuficiencia cardíaca crónica.
  • Las víctimas de accidentes cerebrovasculares y las personas sometidas a terapia física para recuperar las habilidades motoras.
  • Personas con desórdenes de salud mental.

3.- Cómo funciona la terapia con animales y personas

Los animales pueden proporcionar una sensación de calma y seguridad a las personas. Además, ayudan a desviar la atención de una situación estresante hacia una que ofrezca placer.

Desarrollar un vínculo con un animal puede ayudar a las personas a desarrollar un mejor sentido de autoestima y confianza, estabilizar sus emociones y mejorar sus habilidades de comunicación, autorregulación y socialización.

Dependiendo de la naturaleza de la terapia, del tipo de animal involucrado y de las necesidades de cada individuo, los beneficios son diferentes. Muchos terapeutas recomiendan llevar a cabo actividades con animales a la vez que se hacen sesiones con un experto. Los resultados serán mejores.

4.- Riesgos

Algunos de los mayores riesgos de la terapia están relacionadas con la seguridad y la salud. Las personas que son alérgicas pueden tener reacciones durante la terapia con mascotas. Los animales en los programas de terapia generalmente son evaluados con el fin de evitar cualquier problema.

5.- Procedimiento

Lo habitual es que tu médico o terapeuta te recomiende empezar con este tipo de terapias. Entonces una persona capacitada para llevar a cabo la terapia, a menudo el dueño de la mascota, llevará al animal a cada reunión y trabajará bajo la dirección del médico. De esta forma se podrán empezar a alcanzar los objetivos establecidos.

El primer paso en la terapia con animales y mascotas es la selección del animal adecuado. Para que todo salga correcto antes de esta elección se debe comprobar que los dueños de los animales cumplen ciertos requisitos:

  • Examen físico del animal para confirmar que está inmunizado y libre de enfermedades.
  • Un curso de entrenamiento de obediencia para asegurar el control apropiado de los animales.
  • Curso de instrucción para enseñar al entrenador sobre la interacción con otras personas.
  • Una evaluación del temperamento y comportamiento del animal.

 

Una vez pasado este examen los animales son asignados a terapia en función de las necesidades de una persona específica. El tipo, la raza, el tamaño, la edad y el tipo de terapia serán clave para elegir el animal con el que se va a trabajar. El médico o terapeuta controlará el progreso y ayudará a seguir el camino correcto para alcanzar las metas de la terapia.

La terapia con mascotas puede ayudar tanto a niños como a adultos con una variedad de problemas físicos y mentales. Es una forma maravillosa de mejorar las capacidades cognitivas de las personas.

 

Consejos y trucos

terapia animales

Productos

No results found.