Pasar al contenido principal

Consejos y trucos

Usted está aquí

  • Adiestrar a un perro requiere de tiempo. Y precisamente eso es lo que no se tiene hoy en día. Gracias a las tecnologías de la información y la comunicación y al mundo digital son cada vez más los videotutoriales, blogs, webs, etc. que te informan de todo lo que necesitas saber.

  • Una buena pregunta que se hacen los amantes de las mascotas es qué derechos tienen y qué países tienen las mejores leyes de protección de animales. La respuesta está en lo que se ha venido a convenir como legislación animalista, que es el cuerpo o conjunto de leyes que regula el resguardo de los derechos de los animales.

  • Pilates es un modelo de entrenamiento que está desde hace dos años en boca de todo el mundo. El método Pilates está de moda. Incluso hay centros deportivos que se dedican exclusivamente a impartir esta disciplina. Los que lo practican, de hecho, aseguran que se sienten atrapados por este método de entrenamiento.

  • Una vez que ya tienes a tu gatito y con la ilusión que ello conlleva, querrás buscar toda la información necesaria para tener a tu mascota contenta. Son muchos los aspectos que se deben tener en cuenta cuando se tiene un gato.

  • Aunque puedas pensar que no, lo cierto es que son muchos los perros que padecen enfermedades. Para prevenirlas, lo primero que debes hacer es vacunar a tu perro, al menos de las más comunes. Lo esencial es que conozcas las más habituales y de las cuales tu perro debería de estar ya vacunado.

  • Hay que prevenir ansiedad de animales, porque también les afecta y la padecen. Los animales de compañía son capaces de mantener tal relación con las personas que son una gran fuente de felicidad y de energía positiva.

  • Los datos son ya apabullantes. Según la información del censo difundido por la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC) con cifras actualizadas a 2015, el 40% de los hogares posee al menos uno de los veinte millones de animales de compañía contabilizados en España.

  • A los gatos, igual que a los perros, se les debe bañar. Es cierto que un gato es mucho más limpio y que muchas veces ellos mismos se acicalan con su lengua.