Pasar al contenido principal

Golpe de calor en gatos: causas, síntomas y soluciones

Back to overview

Usted está aquí

 

Cuando se trata del bienestar de tu mascota, es primordial prestar atención de manera regular. Con la llegada del verano, el excesivo calor afecta a los animales. En concreto, los gatos sufren mucho las altas temperaturas. Por ello, es recomendable conocer las causas, síntomas y soluciones ante un golpe de calor en gatos.

 

El golpe de calor, también denominado hipertermia, es una subida excesiva de la temperatura corporal en gatos. Esto puede provocar daños en su organismo y lesiones leves, hasta la propia muerte. 

 

Los gatos son una especie muy propensa a tener golpes de calor por lo que es conveniente tomar las precauciones pertinentes para combatirlos.

Causas del golpe de calor en gatos

Los cambios bruscos de temperatura afectan al organismo de los gatos. En situaciones de mucho calor, los gatos intentan regular la temperatura mediante el sudor en las almohadillas, la zona genital, la saliva y los jadeos. Estos mecanismos termorreguladores de los gatos tienen como finalidad mantener una temperatura saludable.

 

Sin embargo, algunos felinos pueden ser más susceptibles a padecer golpes de calor. Ya sea por su edad avanzada o por condiciones físicas como la obesidad que llevan a esa tendencia. Así, se distinguen algunas causas del golpe de calor en gatos:

  • Escasez del agua Resulta importante renovar el agua del gato y vigilar que siempre tenga la cantidad suficiente.

  • Altas temperaturas: Los golpes de calor son principalmente debidos a las altas temperaturas. Además, la humedad también puede aumentar los síntomas del felino.

  • Espacios con poca ventilación y exposición prolongada al sol: Los espacios cerrados no son adecuados para dejar a tu gato. En días de mucho calor es preferible evitar que tu gato permanezca en jaulas, transportines y coches. Se trata de lugares con poca ventilación lo que puede llevar a causar los golpes de calor en gatos. Asimismo, los gatos no se deben exponer durante mucho tiempo al sol. Y es importante cuidar que dispongan de lugares frescos con sombra.

Principales síntomas del golpe de calor en gatos

¿Cómo puedes saber que tu gato está sufriendo un golpe de calor? A continuación, encontrarás algunos de los síntomas más característicos:

  1. Problemas en la respiración: La hipertermia se puede identificar a través de la respiración de tu gato. Si observas que a tu felino le cuesta respirar o, por el contrario, la respiración es demasiado rápida, podría estar experimentando un golpe de calor.

  2. Actitud perezosa: Cuando los gatos sufren un golpe de calor, su comportamiento cambia. Normalmente, no tienen ganas de moverse y muestran debilidad.

  3. Ritmo cardíaco elevado.

  4. Temblores musculares: Los golpes de calor en gatos van acompañados de temblores. Y, en ocasiones, puede que con vómitos.

  5. Salivación abundante: Se trata de un síntoma notable cuando un gato está sufriendo un golpe de calor. Este es un síntoma de deshidratación del felino.

  6. Lengua azulada: Si tu gato tiene las mucosas de la lengua de color azul, es un síntoma claro de hipertemia.

¿Qué soluciones tiene la hipertermia en gatos?

En el caso que identifiques algunos de los síntomas de la hipertermia en tu gato, lo más conveniente es acudir al veterinario con urgencia. Cuando tu felino esté en manos de profesionales, solo tendrás que seguir las instrucciones y recomendaciones que te faciliten.

Además, hay algunos consejos que puedes seguir para aliviar los síntomas de un golpe de calor en gatos. Una de las soluciones a tener en cuenta es bajar la temperatura corporal del animal gradualmente

 

Por un lado, puedes llevar a tu gato a un lugar fresco y utilizar un ventilador con una potencia suave. Por otro, también puedes emplear gasas o trapos húmedos para refrescar la cabeza, el cuello, el vientre, su pecho y las patas.

 

Resulta imprescindible tener en cuenta que, ante un golpe de calor, no se deben tomar medidas que causen cambios bruscos de temperatura. De esta manera, es aconsejable refrescar el cuerpo del animal por partes. Igualmente, puedes humedecer la boca de tu gato con un spray dosificador.

 

La temperatura habitual de los gatos está entre los 38º y 39,5º; por lo que la solución para comprobar si tu gato está sufriendo un golpe de calor es revisar su temperatura corporal. Para ello, utiliza un termómetro e intenta conseguir que alcance los 39º.

 

Consejos y trucos

 Golpe de calor en gatos: causas, síntomas y soluciones

Productos

  • Los perros y los gatos pueden tener problemas en sus articulaciones. Flexadin Plus es una fórmula completa que contribuye a su salud articular y a su flexibilidad.

  • Suplemento nutricional con beneficios relajantes para perros y gatos

  • Esta innovadora fórmula, científicamente demostrada por distintos estudios clínicos, contribuye a la salud de las articulaciones y a la flexibilidad de los perros.