Pasar al contenido principal

El embarazo en los gatos

Back to overview

Usted está aquí

 

El embarazo en gatos se alarga entre 64 y 67 días y durante ese tiempo, los futuros cachorros crecen y se desarrollan en el vientre de la gata. Este es un tema del que deberías estar informado. Sobre todo si tienes una gata en tu casa.

Estos animales cuentan con picos de fertilidad en los que pueden quedarse en cinta. Es decir, en temporadas están "en celo". Pero las gatas están en celo cada tres semanas, por lo que hay más probabilidades de las que creías para que tu gata se quede embarazada.

Además, es muy posible que el animal no muestre ningún síntoma hasta pocas semanas antes del parto. Por lo tanto, ¿cómo se puede detectar el embarazo en gatos? ¿Qué cambios sufre el animal?

CÓMO ES EL EMBARAZO DE LAS GATAS

A los 15-18 días de gestación de tu gata, notarás que sus mamas aumentan de tamaño y se ponen rojas.

Además, tu gata puede atravesar una etapa de vómitos. Aumentará de peso entre 1 y 2 kg. Las gatas suelen experimentar un aumento de apetito durante la gestación. Por lo que el embarazo en gatos también puede detectarse de esta manera.

Tu gata puede volverse más maternal. Es decir, es probable que ronronee más y te pida más atención y cariño.

El embarazo dura cerca de 65 días, pero ¿cómo transcurre todo ese tiempo? ¿Qué cambios experimenta el animal? Es muy importante conocer las fases por las que pasará tu mascota.

Semana 1 - Semana 3

Cinco días después de la cópula, el crecimiento de los embriones es inminente. Los latidos del corazón de los cachorros ya se distinguen a los 20 días de embarazo de la gata.

Pero ¿sabrías detectar cuántos cachorros puede tener en su útero el felino? Por lo general, los gatos tienen entre una y cinco crías.

De la semana 4 a la semana 6

El embarazo en gatos es muy rápido. De hecho, en la cuarta semana te darás cuenta de que los embriones están creciendo y los órganos y los músculos se están formando. Desde sus ojos hasta su médula espinal.

Cerca del día 33 de gestación, los embriones crecen hasta cinco centímetros de longitud, aunque se quedarán en los 7 gramos de peso. No obstante, hacia el día 44 los embriones habrán multiplicado su tamaño.

Con todo, entre la cuarta y quinta semana de gestación, la hembra padecerá las náuseas características de un embarazo. Este malestar se genera por la revolución de hormonas que experimenta el cuerpo y de las alteraciones que tienen lugar en su útero. Pero el cuerpo tiene que adaptarse para acoger a las crías.

A partir de aquí, notarás que los pezones se están transformando y preparando para la lactancia. Por eso notarás que son más rosados y grandes.

De la semana 7 a la semana 9

Poco a poco las crías están creciendo, aumentan su peso y la barriga de la gata va notándose cada vez más grande. Como consecuencia, la gata aumentará en torno al 20 o 30% su peso y tamaño.

Durante esta última, los cachorros están desarrollando su hocico y el pelaje que cubrirá su cuerpo durante el resto de su vida. Y cerca del día 50 de gestación, los cachorros van cogiendo una forma alargada. Como una salchicha.

Sin embargo, sus cabezas ya son detectables. Todas estas señales te están diciendo que la gata dará a luz en breve. Para entonces, sus cachorros habrán superado los diez centímetros de longitud y su peso rondará entre los 85 y los 100 gramos.

 

Consejos y trucos

embarazo-en-gatos

Productos