Pasar al contenido principal

Cómo diagnosticar sordera en perros

Back to overview

Usted está aquí

No importa si tienes un cachorro o un perro adulto, la sordera en perros puede producirse a cualquier edad. Los problemas de audición pueden ser congénitos, es decir, estar presentes en el momento del nacimiento. O un perro puede llegar a quedarse sordo a lo largo de su vida.

 

La pérdida de audición durante la vida de tu perro puede ser temporal o permanente. La acumulación de cera, las infecciones de oído, la vejez y las lesiones pueden causar sordera en perros en uno o ambos oídos. Elementos como antibióticos, antisépticos y medicamentos de quimioterapia, junto con toxinas e incluso los productos utilizados para descomponer la acumulación de cera, también pueden causar pérdida de audición.

Cómo diagnosticar la sordera en perros

Aunque parece obvio, en realidad puede ser difícil para los dueños de mascotas darse cuenta si su perro es sordo o tiene problemas de audición. Estos son los síntomas de pérdida auditiva en perros:

  • Sin respuesta al aplaudir, al chasquear los dedos detrás de la cabeza, al timbre, ruidos fuertes, cuando se le llama por su nombre,  cuando entras en la habitación, a los otros ladridos de perros etc.

  • Difícil de despertarle.

  • Ladrido excesivo.

  • No se inmuta frente a ruidos fuertes o inesperados.

  • Dificultad para responder a las señales.

  • No gira la cabeza ante los sonidos, familiares o desconocidos.

  • Fuerte olor y secreción de los oídos, que es signo de una infección grave.

 

Los síntomas menos comunes pueden incluir timidez, ansiedad y chasquidos/mordiscos cuando los tocas por detrás. Si notas alguno de los síntomas anteriores, debes llevar a su perro a un control auditivo lo antes posible. Podría ser algo tan simple como la acumulación de cera o podría ser una infección grave del oído. Dependiendo de la causa, es posible que puedas salvar a tu mascota de una sordera.

¿Qué hacer en caso de sospechar que tu perro está perdiendo audición?

Si sospechas que tu perro está experimentando pérdida de audición, puedes evaluar la audición de tu perro aplaudiendo ruidosamente o haciendo sonar una lata de monedas. Utiliza cualquier cosa que de normal debería asustar a alguien. La pérdida auditiva parcial o la sordera en perros en un solo oído pueden ser difíciles de identificar.

 

En la clínica veterinaria, el veterinario llevará a cabo un historial y un examen físico para medir la pérdida de la audición y determinar las posibles causas. El examen del canal auditivo detectará acumulación de cera, sobrecrecimiento de cabello, cualquier obstrucción, infección o inflamación. El veterinario también le hará un diagnóstico del estado del tímpano.

 

Si el veterinario sospecha que hay una infección en el oído, se pueden hacer hisopos de oído y cultivos para diagnosticar el agente infeccioso y determinar el modo adecuado de tratamiento. En algunos casos, se realizará una prueba de respuesta evocada auditiva del tallo cerebral (BAER) para medir la respuesta del cerebro a los estímulos auditivos.

Tratamiento de la sordera

Sordera permanente

La sordera congénita no es normal. La cirugía puede intentar corregir la audición si el defecto está en el oído medio o externo. O si involucra inflamación del oído interno.

 

Sin embargo, la mayoría de los defectos congénitos involucran una mecánica del oído interno delicada.

Audífonos

Los audífonos están disponibles para perros. Sin embargo, actualmente son costosos y poco prácticos. Los dispositivos funcionan de forma similar a los de los humanos, pero los animales no responden bien a la presencia del dispositivo en el cuerpo y pueden no tolerarlo.

Extracción de cuerpos extraños

En el caso de un cuerpo extraño, el tratamiento puede implicar la eliminación del objeto de bloqueo o la limpieza de la cera de las orejas. El veterinario examinará el canal auditivo en busca de lesiones y normalmente realizará una limpieza profunda del oído.

Tratamiento para la infección

El veterinario puede recetar un enjuague bucal y una pomada tópica para usar a diario durante 2 o 3 semanas junto con antibióticos orales. El dolor y la irritación responden bien a los tópicos proporcionados por el veterinario y pueden hacer que la mascota se sienta mejor rápidamente.

Tumores de la oreja

La cirugía se puede realizar en tumores que crecen en el oído para liberar el canal auditivo para la conducción del sonido.

 

Por tanto, si crees que tu perro está perdiendo oído llévale al veterinario antes de que sea demasiado tarde. Así podrás evitar que se quede sordo por completo.

 

Consejos y trucos

sordera animales

Productos