Pasar al contenido principal

Cómo cuidar de los perros en invierno

Back to overview

Usted está aquí

 

Si no vives en una ciudad que se mantenga a una temperatura cálida durante todo el año, tienes que tomar algunas precauciones adicionales para asegurarte de que tu mascota no sufre el frío helador de esta época.

Es importante estar atento al cuidado de los perros en invierno, especialmente los días más fríos.

Las orejas y la nariz de los perros se ponen tan frías como las de los humanos. El cuidado de los perros en invierno es diferente para cada tipo de raza porque es difícil saber exactamente lo caliente que es el pelaje de tu cachorro. O si el suelo helado está dañando sus patas.

Alguno de los aspectos que debes tener en cuenta para que el cuidado de tu perro sea el adecuado en invierno son:

CUIDADO DE LAS PATAS

En invierno es importante proteger las patas de los perros. Sobre todo después de los paseos. Cuando vuelvas a casa,  es importante quitar la nieve o el hielo acumulados entre los dedos de los pies de las patas de tu perro.

Así podrás quitar, también, la humedad que se queda entre los dedos y evitar posibles llagas. Ten cuidado con la sal y otros anticongelantes que se extienden por la calle. Pueden irritar las almohadillas de sus patas y causar sangrado.

INTOXICACIÓN POR LAMER ANTICONGELANTE

La intoxicación por anticongelante en perros suele ocurrir con frecuencia. El anticongelante es altamente tóxico y fatal si se ingiere.  Si tu perro lame accidentalmente alguno de los químicos anticongelantes de la calle, llama a tu veterinario.

No dejes que tu perro se chupe las patas después de haber estado en la calle. Los síntomas por intoxicación pueden incluir vómitos y signos neurológicos como dificultad para caminar, temblores musculares o convulsiones.

LA ALIMENTACIÓN DE TU PERRO EN INVIERNO

Los perros bien alimentados en invierno están mejor preparados para el frío, especialmente si pasan mucho tiempo al aire libre. Si a tu perro le encanta estar fuera, considera darle un poco más de comida para asegurarte de que tenga la energía necesaria para enfrentarse al frío.

Si tu perro tiene un recipiente con agua fuera, recuerda reemplazarlo varias veces durante el día. Este agua no puede quedarse congelada porque podría suponer un problema para tu perro.  

Aunque si ves que ese agua se congela con regularidad, puede que sea el momento de que tu perro se pase el día en casa. Estar expuesto muchas horas al frío puede ser peligroso. Eso sí, en caso de que tu mascota tenga un refugio en el exterior, debe estar aislado y protegido de los vientos.

CUIDADO CON LA HIPOTERMIA

La hipotermia en los perros podría darse cuando un perro ha estado fuera durante un largo período de tiempo a una temperatura muy baja. El tamaño, la raza y la edad de los perros son factores importantes para reconocer la cantidad de tiempo que un perro puede estar fuera en invierno.

Si tu perro comienza a temblar puede significar que está contrayendo hipotermia. La palidez y los escalofríos intensos son indicios claros de hipotermia. Llama a tu veterinario si sospechas que tu perro ha estado expuesto al frío demasiado tiempo.

Es clave para el cuidado de los perros en invierno comprar un abrigo que les proteja de las bajas temperaturas. Los perros de pelo corto, los perros más viejos y los perros con problemas de salud agradecerán si les compras una chaqueta para el invierno.

 

Consejos y trucos

Invierno

Productos