Pasar al contenido principal

Cómo ayudar a tu gato a pasar mejor el invierno

Back to overview

Usted está aquí

 

Los meses fríos son cruciales para tu gato. Existen factores importantes que debes tener en cuenta en términos de cuidado durante el invierno para asegurarte de que tu mascota esté a salvo.

¿Sabes cómo ayudar a tu gato a pasar mejor el invierno?  Aunque su piel puede ayudarles a mantenerlos calientes, esto no siempre es suficiente durante los meses de frío.

CÓMO AYUDAR A TU GATO A PASAR MEJOR EL INVIERNO

Para saber cómo ayudar a tu gato a pasar mejor el invierno para que puedas saber qué debes tener en cuenta algunas claves.

Estas incluirán todas las medidas preventivas para mantener su salud fuerte antes de que llegue el frío, así como la forma de mantener a un gato caliente en invierno una vez llegue.

1.- Intoxicación por anticongelante

Las temperaturas muy bajas primero afectan las puntas de sus orejas, la cola y los pies (especialmente los dedos). Si tu gato ha estado fuera tumbado en la nieve, asegúrate de limpiar sus pies con cuidado cuando entre a casa a deshacerse de la nieve. Observa también que no haya hielo pegado a su pelo.

El envenenamiento por anticongelante es un problema, especialmente en invierno. El anticongelante contiene etilenglicol y es altamente tóxico para los animales si se ingiere. Los primeros signos de este envenenamiento incluyen:

  • Náuseas y vómitos.
  • Músculos en contracción.
  • Caminar inestable.
  • Un mayor nivel de micción y sed.

Mucho cuidado con el anticongelante que puede haber en el suelo. Los gatos tienden a lamer y olisquear así que es probable que lo haga. Si crees que ha podido envenenarse, llama a tu veterinario lo antes posible.

2.- Cuidado con la deshidratación

Una nutrición completa y equilibrada es necesaria para que tu gato esté fuerte y saludable. Los gatitos cachorros y los gatos mayores son particularmente vulnerables a las bajas temperaturas. Si bien los gatos pueden comer más en los meses de invierno, suelen reducir su consumo de agua ligeramente.

Necesitas estar atento para que tu gato tome suficiente agua y no se deshidrate. Si sueles tener un recipiente de agua fuera de casa para tu gato, cuidado que el agua no se congele en invierno. Puede ser peligroso.

3.- Compra un abrigo para tu gato

Algunos gatos, como los gatos persas y el gato del Bosque Noruego, tienen una piel gruesa. Este pelaje ayuda a mantenerlos calientes en invierno. Sin embargo, es posible que otros gatos necesiten ayuda adicional para mantenerse calientes.

En gatos sin pelo, la ausencia de piel hace que sea muy difícil conservar el calor y los deja expuestos a problemas relacionados con el clima. Considera invertir en un abrigo para tu gato. Pueden ser un salvavidas. 

Asegúrate de comprar uno que se ajuste a su tamaño y con el que esté cómodo. El material es importante, debe ser suave o agradable al tacto.

4.- Hipotermia

Si las temperaturas descienden por debajo del punto de congelación, es probable que un gato doméstico no pueda pasar mucho tiempo afuera. Entre los peligros a tener en cuenta está la hipotermia.

A pesar de tus esfuerzos, tu gato a veces puede tener signos de hipotermia durante el invierno. A veces, pueden escaparse de casa sin que lo sepas, y su exposición a frío puede tener graves consecuencias. Los síntomas de contraer una hipotermia leve incluyen:

  • Temblores.
  • Debilidad.
  • Falta de conciencia mental o incapacidad para concentrarse.

Los síntomas de la hipotermia moderada son:

  • Rigidez muscular
  • Presión arterial baja
  • Respiración corta y poco profunda.

Los gatos que han estado expuestos al frío durante mucho tiempo pueden mostrar hipotermia severa. Los síntomas incluyen dificultad para respirar y signos parecidos a coma. Si sospechas que tu gato tiene hipotermia, llévalo al veterinario de inmediato.

5.- Haz que no salga a la calle

Realmente la respuesta clave a cómo ayudar a tu gato a pasar mejor el invierno es intentar que no salga de casa. La manera más efectiva de prevenir cualquier problema de esta lista es hacer que tu gato se quede en casa.

Suele ser usual que renuncien a salir cuando haga frío pero si insisten, trata de distraerlos para estén al calor dentro de casa. Y si no lo puedes evitar asegúrate de que pueda salir y entrar cuando quiera.

 

 

Consejos y trucos

gato-nieve

Productos