Pasar al contenido principal

Aprende a descifrar los maullidos de tu gato

Back to overview

Usted está aquí

¿Sabías que los gatos, junto con los pájaros, tienen la gama de vocalizaciones más amplia de todos los animales domésticos? Hoy te dejamos algunos consejos para que sepas identificar cada tipo de vocalización y su significado, lo que te permitirá entender mejor a tu amigo de cuatro patas.

Miau

El maullido o "miau" es probablemente el sonido felino más comúnmente escuchado y, en los gatos adultos, se utiliza casi exclusivamente para comunicarse con los humanos y no con otros gatos. Esta vocalización, que en un principio utilizan los gatitos cuando necesitan a su madre, desaparece a medida que los gatos asilvestrados maduran. Pero como los gatos domésticos tienden a considerarse nuestra eterna descendencia, mantienen esta vocalización durante toda su vida adulta.

Un gato maúlla cuando quiere algo: atención, comida, acceso a una habitación, etc. Pero los maullidos también pueden ser un saludo y, en ocasiones, pueden significar soledad o enfermedad.

Los gatos mayores pueden maullar más a menudo debido a la falta de sentidos o a la ansiedad por no ser tan ágiles como antes. En los gatos más jóvenes, el maullido puede acortarse con un "¿miau?" interrogativo cuando se sienten solos o hambrientos.

La frecuencia de los maullidos también es indicativa del estado de ánimo del gato, los maullidos rápidos significan: "¡Presta atención! Estoy hablando", mientras que un "miau" más largo y sencillo puede indicar preocupación, molestia u objeción.

Los maullidos incesantes pueden indicar una enfermedad o una lesión, así que atento a estos signos y lleva a tu amigo al veterinario si le escuchas maullar de esa manera.

Ronroneo

Considerado el sonido más agradable e hipnótico que emiten los gatos, el ronroneo es generalmente suave y profundo, y suele producirse cuando el gato está de buen humor. Acariciarles suavemente mientras anidan en nuestro regazo suele ser la mejor manera de provocar este sonido tan agradable.

Pero el gato también puede ronronear cuando está enfermo o herido, y hay varias teorías sobre este comportamiento. Lo que cambia en comparación con un ronroneo sano parece ser la frecuencia y se cree que este sonido puede tener propiedades curativas o calmar al animal cuando se siente más vulnerable.

Chirridos

Aprendidas en la infancia, estas vocalizaciones parecidas a las de los pájaros suelen decir más que un "miau". Utilizado originalmente por las madres para indicar a los gatitos que presten atención y les sigan, tu gato puede piar para llamar tu atención o pedirte que compruebes algo que considera importante. También pueden producirse chirridos cortos y chillones cuando los gatos están excitados y felices.

Charla

Habrás notado que tu gato se pone parlanchín cuando detecta un gorrión en la ventana. A menudo este parloteo va acompañado de un chirrido débil, un chillido o un grito, un tipo de vocalización que se cree que es un indicador de la excitación depredadora del gato y del estrés que siente al no poder llegar al "premio".

Silvo

No hay duda de la intención de un gato que sisea o resopla. Con un sonido similar al siseo de una serpiente, cuando emite esta vocalización el gato se siente amenazado y está preparado para luchar si es necesario. Un perro juguetón o un niño muy agitado pueden provocar este sonido. Asociado a este sonido amenazante está también el cambio en el lenguaje corporal del gato, que incluye la espalda arqueada, el pelaje hinchado, la cola temblorosa, las orejas aplanadas y la boca abierta con los colmillos listos para atacar. También puede ocurrir que el gato escupa mientras sisea. Cuando el gato asuma este disfraz de serpiente, retrocede y haz lo que puedas para eliminar lo que él percibe como una amenaza.

El hábito de sisear depende mucho del gato, de su percepción individual y de su nivel de confort. Los gatos amistosos y extrovertidos rara vez sisean o bufan, mientras que los tímidos y reservados recurren a los siseos con más frecuencia. Los gatos que son víctimas de maltrato o que se han extraviado son más propensos a emitir estos sonidos que una mascota sana y bien adaptada.

Aullido

El aullido es un gemido más largo que puede significar preocupación, malestar o problemas de apareamiento. Esto suele ser una comunicación de gato a gato y puede significar "quiero aparearme" o "no quiero que te acerques a mi territorio". También puede ocurrir cuando un gato no se siente bien, cuando sus sentidos o funciones cognitivas están disminuidas o cuando algo en su entorno no le gusta.

Si el gato empieza a aullar incesantemente, llévalo al veterinario.

Sonidos sexuales

Utilizado por las hembras cuando están en celo para llamar a posibles parejas, esta versión abreviada, simple y hueca de un aullido tiene un sonido casi "ahh-roo-ugh"...

Gruñidos

El gruñido que suele acompañar al siseo es sinónimo de miedo, ira o amenaza territorial, y a diferencia de los felinos más grandes, como los tigres y los leones, el gruñido del gato doméstico tiene un tono más alto y puede empezar o terminar en un aullido. Para poner fin a esta vocalización, suele bastar con dejar que el gato se calme, a menos que esté en peligro inminente causado por otro gato.

Ahora que puedes identificar con mayor precisión lo que tu gato quiere decirte, estarás mejor equipado para entender sus estados de ánimo, intenciones y necesidades. ¡Feliz charla!

 

Consejos y trucos

Maullidos de gato

Productos

  • Los perros y los gatos pueden tener problemas en sus articulaciones. Flexadin Plus es una fórmula completa que contribuye a su salud articular y a su flexibilidad.

  • Suplemento nutricional con beneficios relajantes para perros y gatos

  • Esta innovadora fórmula, científicamente demostrada por distintos estudios clínicos, contribuye a la salud de las articulaciones y a la flexibilidad de los gatos.

  • Esta innovadora fórmula, científicamente demostrada por distintos estudios clínicos, contribuye a la salud de las articulaciones y a la flexibilidad de los perros.

To know more ESP

Test